Inicia Sedeso construcción de vivienda en zonas marginadas

Gobierno

Cuernavaca.- La Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) inició la construcción de 142 unidades básicas de vivienda que beneficiará este año a cerca de 650 personas en zonas de alto rezago social, las cuales se ejecutarán con 18 millones de pesos del programa federal Apoyo a la Vivienda.

La titular de la dependencia, Blanca Almazo Rogel, indicó que en la primera etapa del programa, que ya inició, se construyen 42 viviendas en los municipios de Miacatlán, Coatlán del Río, Jiutepec, Cuernavaca, Puente de Ixtla, Temoac, Cuautla, Yautepec, Tlalnepantla, Mazatepec, Tetecala, Amacuzac y Huitzilac.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indicaron que 26.5 por ciento de la población en Morelos carece de una vivienda digna, lo que coloca a este sector en situación de vulnerabilidad y rezago social.

Almazo Rogel precisó que con este programa se apoyarán a familias de 25 municipios que presentan condiciones de marginación y pobreza, donde se prevé la construcción de 100 unidades básicas en el transcurso de 2017.

Estas acciones se implementan principalmente para mejorar la calidad de vida de familias en situación de vulnerabilidad, que en muchos de los casos sólo cuentan con casas de láminas y sin piso firme, con lo que se resuelven riesgos en salud y hacinamiento.

Almazo Rogel agregó que este año con recurso del Fondo para la Infraestructura Social Estatal (FISE) también se estarán realizando 85 cisternas domiciliarias en localidades con alto índice de pobreza, proporcionando bienes y servicios para mejorar la calidad de vida de 340 personas.

Recordó que en el último trimestre del 2016 se realizó la entrega de 282 obras del FISE, que benefició a unas mil 400 personas con cisternas y pisos firmes y que viven en localidades catalogadas en pobreza extrema y rezago social, ubicadas en 10 municipios del estado.

A través del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (FONHAPO) el Programa de Apoyo a la Vivienda otorga subsidios para que hogares en situación de pobreza con ingresos por debajo de la línea de bienestar puedan construir, ampliar o mejorar su vivienda.

 

Deja un comentario