Los nichos para los restos de Tetelcingo: 25 bóvedas al final de un panteón

Destacadas, Especiales, Sociedad y Economía

CUAUTLA.- El espacio donde las autoridades estatales pretenden llevar a los más de 100 cadáveres que se encuentran en la fosa irregular de Tetelcingo, es un espacio de no más de 400 metros cuadrados, que guarda 25 bóvedas con diez planchas cada una: 250 espacios para depositar restos.

photo_2016-05-12_20-22-00En el otro extremo de la ciudad de Cuautla, de donde están los restos (en Tetelcingo) en la colonia san Pedro Apatlaco, en la parte final del cementerio “Jardínes del Recuerdo”, están listos los nichos donde se tiene planeado depositar todos los restos o cuerpos que estén en la fosa de Tetelcingo, según el propio fiscal, Pérez Durón, que aún no tiene fecha para que inicien los trabajos de exhumación, aún cuando dijo –originalmente- que sería a partir de este miércoles.

photo_2016-05-12_18-31-09Se trata de 25 bóvedas construidas en agujeros cavados en el piso. Están debidamente emparedadas con cemento. Se trata de espacios de un poco más de dos metros de ancho, mientras que en cada lado, fueron construidas cinco planchas por lado, lo que hace sumar que las autoridades estatales no solo depositarán los cuerpos de Tetelcingo, sino que habrá espacio para más de 150 cadáveres más en condiciones de ser enviados a la fosa común, ya que el total de photo_2016-05-12_18-31-24planchas es de 250.

Los nichos aparecen como puertas sobre una plancha de cemento. Cinco de ancho y cinco de lado, son 25 puertas a las bóvedas, con igual número de respiradores de plástico que se erigen sobre la misma plancha, lo que dramatiza aún más el espacio desolado en este extremo del panteón.

Por el momento las puertas de las bóvedas están soldadas en sus extremos para que nadie pueda introducirse en ellas, aunque hay una que no está sellada, quizás como muestra para quien quiera observarlas por dentro.

Deja un comentario