“En Morelos no hay autodefensas”: Autoridades; chocan versiones

Destacadas, Especiales, Sociedad y Economía

En contraparte, los grupos organizados contra el crimen, quieren evitar ser perseguidos, por eso no se publicitan, pero si los hay: FUIC.

VE VIDEO

MORELOS.- Mientras autoridades estatales insisten que en Morelos no existen grupos de autodefensa o guardias comunitarias, dirigentes agrarios aseguran que los grupos organizados existen, pero se mantienen en las sombras  para no ser perseguidos.

“No queremos, no quieren estar al margen de la ley; algunos grupos de ciudadanos si están organizados para defenderse ante la delincuencia, algunos de ellos no están armados otros si, pero -en general- no quieren mostrarse para no ser perseguidos”, externó Florencio Ixpango Merino, dirigente de la Fuerza Unida Indígena y Campesina (FUIC), y uno de los líderes con mayor conocimiento de la region oriente del estado de Morelos.

En entrevista, aseguró que el tema de los grupos organizados para la seguridad, llamados autodefensas o guardias comunitarias, no son nuevas aunque reconoció que en los últimos años el fenómeno se ha multiplicado, sobre todo desde la llegada de titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), Alberto Capella, “que no conoce Morelos, no conoce la idiosincrasia de los pobladores ni tampoco conoce las comunidades que existen en la entidad”, refirió.

Dijo que los grupos están diseminados y presentes en comunidades rurales o suburbanas de los municipios de Temoac, Tetelcingo, Yecapixtla, Tetela del Volcán y Cuautla, principalmente, sin embargo, dijo tener conocimiento que en diversas  comunidades hay grupos organizados para defenderse del crimen y sustituir la ausencia de la policía.

“Hay grupos, algunos están armados o armándose; otros no, pero están como en la sombra porqué que no quieren transgredir la ley ni ser perseguidos… pero de que hay, si hay”, expresó el dirigente agrario cuando se le solicitó presentar a este medio con alguno de esos grupos.

La semana pasada el gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreú, indicó ante el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, que en la entidad no existen grupos armados conocidos como autodefensas y mucho menos guardias comunitarias: “Aquí sólo hay un Ejército y una sola policía”, agregó.

En contraste, el sobrino del general Emiliano Zapata Salazar, Jorge Zapata, dirigente agrario, también en la región oriente del estado, dijo a un medio local que las autodefensas o grupos organizados de ciudadanos en Morelos si existen, “porque la inseguridad que impera en todo el estado nos está obligando a dar este paso”.

“Desgraciadamente el gobierno se ha dedicado a decir pura sarta de mentiras, a decir que no hay inseguridad en el estado. Pero nosotros preguntamos: ¿por qué ellos no salen sin su seguridad, ellos salen protegidos con toda la guardia del estado, así qué les van a hacer?”, indicó el familiar del líder del Ejército Libertador del Sur.

Este jueves, el secretario de Gobierno de Morelos, Matías Quiroz Medina insistió en que el tema es un invento generado por personas que “buscan el protagonismo y no abonan al desarrollo del estado”.

Reconoció que este semana ya se reunió con “grupos ciudadanos” que han externado su deseo de colaborar con la autoridad en temas como la seguridad, que le externaron que “su deseo no es armarse”.

Los grupos

Según registros de organizaciones agrícolas y sociales de la región oriente del estado de Morelos, que comprende los municipios de Cuautla, Ayala, Tepalcingo, Temoac, Jantetelco, Jonacatepec, Yecapixtla, Ocuituco Zacualpan, Tetela del Monte, Axochiapan, Totolapan, Tlanepantla, Tlayacapan, Yautepec, Tepalcingo, donde el clima de violencia ha crecido exponencialmente en los últimos dos años, existen grupos ya localizados que se han organizado para auto defenderse.

Estos grupos agrícolas y sociales conocen que estos grupos están ubicados en diversas comunidades y la forma de ubicar que “están atentos” es por lo que activan en sus comunidades.

De acuerdo una compilación de datos a la que este medio tuvo acceso, en la comunidad indígena de Tetelcingo, la población se ha organizado para linchar al delincuente que sea atrapado. Con mantas advierten de que aquél que sea sorprendido, será ultimado. Y así sucede en colonias de Cuautla como la Iztacihuátl o la Biznaga, donde mantas colgadas en postes y balcones, avisan de lo que les espera a los criminales.

En Hueyapan, una comunidad indígena del norte de Morelos, los ciudadanos están organizados y no permiten la entrada al pueblo a personas y autos extraños. Para ello han colocado un puesto de observación a la entrada de la población.

En Tepalcingo, los ayudantes municipales han comenzado a organizarse para hacerle frente a la falta de policías en el municipio, ya que la autoridad local decidió prescindir de la docena de policías que tenía, según el informe al que se tuvo acceso.

En Tetela del Volcán, desde hace varios años, funciona un grupo denominado “Relámpago”, el cual fue dotado de radios por las autoridades estatales y tuvo un reconocimiento reciente por las autoridades municipales por “mantener en paz al municipio”. Ellos no forman parte de ninguna estructura gubernamental, pero el gobierno del estado los llama Grupos de Participación Ciudadana y Vigilancia vecinal, que ya se han extendido a los municipios de Yecapixtla, Tetela del Volcán, Zacualpan de Amilpas, Totolapan, Tlayacapan y Cuautla, según información del propio gobierno estatal, que también reconoce bajo la misma circunstancia a otro grupo ciudadano conocido como grupo Centurión.

En marzo de 2013, la entonces secretaria de Seguridad Pública, Alicia Vázquez Luna tuvo que acudir de emergencia a la comunidad de Amilcingo, en Temoac, para “sofocar” el surgimiento de un grupo organizados de pobladores que buscaban autoprotegerse.

El comunicado oficial refirió que la funcionaria acudió para dialogar con los pobladores que pretendían formar un grupo armado de autodefensas debido a los excesos dela policía, la falta de vigilancia y el asedio del crimen.

En esa ocasión, no sólo fue Amilcingo, también Huazulco (ambas poblaciones de Temoac) fue atendido bajo la idea de evitar que se armaran contra la delincuencia. Tiempo después, la autoridad les otorgó vehículos y radios para que apoyaran como grupos de Participación Ciudadana de vigilancia, con reconocimiento oficial.

Deja un comentario