En riesgo, solidez científica de analisis de restos de Tetelcingo: UAEM

Destacadas, Especiales, Sociedad y Economía

MORELOS.- La comisión científica de apoyo a víctimas de la Universidad Autónoma del estado de Morelos (UAEM), alertó sobre la anulación de la efectividad en la identificación de los más de cien cadáveres que yacen en una fosa en el poblado de Tetelcingo –municipio de Cuautla- si la Fiscalía Estatal deja fuera a científicos genetistas pero también si el procedimiento de recolección de datos biológicos se hace “al vapor”.

Iván Martínez Druker, científico y jefe de esta comisión de apoyo que la UAEM formó para acompañar la búsqueda de decenas de víctimas de todo el país, que creen que en la fosa irregular de la Fiscalía General del estado (FGE) podrían estar algunos de sus familiares, consideró que dicha tumba colectiva “es una gran caja negra” que no permite que se puedan determinar, con exactitud, todas las aristas técnicas y científicas con que se debe realizar la exhumación, identificación y posterior manejo de datos, sino ha hay una intervención multidisciplinaria.

“Aún abriendo y comenzando a sacar cadáveres, hay protocolos que deberán irse ajustado”, dijo en entrevista al subrayar que el análisis científico de las cadáveres debe realizarse de forma conjunta por la FGE, la Procuraduría General de la República (PGR), la Policía Federal, la UAEM y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), ya que sería la única forma de darle certeza a la investigación y a las familias que reclaman saber si alguno de sus seres queridos yacen dentro de esta fosa irregular, creada por la FGE en 2013 sin cumplir con todos los requerimientos legales y científicos.

Destacó que el trabajo que se realice debe ser también público y acordado con todas las instancias interesadas –incluida la UAEM, insistió- para que todos los especialistas puedan externar su opinión y supervisar los protocolos de trabajo: “Hay que saber y entender de dónde se sacan (de que parte de los restos) las muestras biológicas; cómo se van a ir desenterrando, cómo se van a ir acumulado, si los vamos a tener aquí, en –quizás- cámaras frigoríficas, si se van a trasladar a otro lado”, son muchos los detalles que aún no se definen, y que pueden cambiar aún iniciando los trabajos.

“Es irresponsable decir que en un equis tiempo que se terminará el trabajo; nadie está en condiciones de determinarlo”, dice Martínez Druker al fustigar la versión del Fiscal, Javier Pérez Durón quien aseguró esta semana que en 15 días podría culminar el procedimiento.

Deja un comentario