10 récords Guiness que puedes batir en tu propia casa

;


📱 Esta y muchas más noticias en nuestro canal de Telegram.

Desde aquí, aunque no lo parezca, también hacemos apología del dolce far niente. Ahora bien entre no-actividades y no-actividades, se supone que hay que hacer algo. Leer toda la obra de Balzac, verse Friends (otra vez), cocinar la lasaña de tu madre (y fracasar en el intento), aprender macramé o, por qué no, pasar a la historia. Sí, hacer un récord Guiness y pasar a la historia.

1. La mayor torre de papel higiénico en 30 segundos

Foto: unsplash.com/@open_photo_js

Pasada la fiebre del papel higienico y visto que no nos vamos a quedar sin él, es la hora de darle un nuevo uso (no excluyente con aquel para el que fue creado). Construir una torre. El 1 de octubre de 2013, el italiano Silvio Sabba consiguió hacer una torre de 28 rollos gastando solo 30 segundos de su tiempo. Solo Dios sabe si alguien ha sido capaz de superarlo (sin querer y sin documentarlo) estos días.

2. Soplar un guisante la mayor distancia posible

12 metros y 58 centímetros. Toda esa distancia es la que recorrió un afortunado guisante con la inestimable ayuda de los pulmones del estadounidense David Rush. No en vano, es temporada de guisantes (entre abril y la primera quincena de mayo) y parece un buen momento para intentar superarle

3. Zurcir calcetines

Foto: unsplash.com/@triconautes

Debe merecer la pena especializarse en esta cuestión solo para poder fardar de ella. El récord actual está en 18 pares zurcidos en 30 segundos. El récord lo ostenta nuestro amigo Silvio Sabba (el del papel higiénico), que seguro está tramando algo estos días.

4. Comer M&M’s con los ojos cerrados (y palillos)

Foto: @guinnessworldrecords.com

Lo mejor de esta hazaña es que requiere pocos elementos: un trapo que pueda hacer de venda de ojos, las chocolatinas mencionadas y palillos asiáticos. El récord lo tiene Ashrita Furman, que comió 20 de las mencionadas chocolatinas en un minuto (insistimos: con los ojos cerrados y usando palillos).

5. La pompa de chicle más grande del mundo

Foto: @guinnessworldrecords.com

Como todo lo más grande del mundo (caballo grande, ande o no ande; que diría mi profesora de Historia) este récord se batió en Estados Unidos. El 24 de abril de 2004, Chad Fell usó tres chichles Dubble Bubble para hacer una pompa de 50,8 cm de diámetro. En 16 años nadie le ha superado.

6. Más globos reventados en 30 segundos

Foto: unsplash.com/@trfotos

Lo de los Guiness es verdaderamente curioso porque hay gente que, como si de un capitulo de Los Simpsons se tratara, parece dedicar su vida exclusivamente a esto: a intentar batir o crear records absurdos. Es el caso del mencionado Silvio Sabba, pero también de Ashrita Furman, que consiguió explotar 50 globos (con el culo: sentándose en ellos) en 30 segundos. Lo hizo el 24 de diciembre de 2017.

7. Más fichas de dominó apiladas en 30 segundos

Foto: unsplash.com/@ryanquintal

Nuestro (ahora) viejo amigo Silvio Sabba también aparece en el podio de este honor, aunque comparte posición con su compatriota Rocco Mercurio, que igualó su proeza un 25 de febrero de 2019. Ambos, entonces, están empatados. Y ambos apilaron 28 piezas en medio minuto.

8. Más flexiones (con un dedo) en 30 segundos

Foto: Paul Michael Hughes/Guinness World Records

Xie Guizhong, que debe estar más fuerte que un bocadillo de wasabi, consiguió hacer 41 flexiones con un solo dedo en 30 segundos. Lo hizo el 8 de diciembre de 2011. Y, bueno, ahora que estamos todos haciendo deporte en nuestras casas puede ser un buen momento para desbancarle.

9. Mayor rapidez al desenrollar un rollo de papel higiénico

Foto: unsplash.com/@helloimnik

Vuelta a lo mismo, a otro tema que está de moda. Esta proeza, que tiene truco y es el siguiente, consiste en desenrollar un rollo de papel higiénico con una sola mano. El serbio Dalibor Jablanovic consiguió hacerlo el 5 de noviembre de 2013 en solo 9,8 segundos.

10. Más nubes de golosina comidas en un minuto

Foto: pexels.com/pt-br/@ann-h-45017

Tambien conocidos como marshmallows, quien mas quien menos los ha comido en su infancia. Quien menos, sabe Dios, pero quién más (o quién más rápidamente, mejor dicho) seguro que está claro: el 23 de marzo de 2013, en Malta, Anthony Falzon consiguió comerse 25 en solo un minuto.





Source link