3.000 mayores han fallecido en marzo en las residencias madrileñas

;



El impacto más dramático del coronavirus se está dejando notar en la población de mayor edad. Especialmente en Madrid, en cuyas
residencias

de

ancianos
se han registrado más de 3.000
fallecimientos en marzo cuando la media suele ser de 1.000. Una cifra aproximada porque “es difícil saberlo a ciencia cierta, ha reconocido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. La región cuenta con 500 residencias con más de 50.000 usuarios, por lo que “es imposible llegar a todas partes” en tiempo “récord, ha apostillado la presidenta regional en una entrevista radiofónica.

Ayuso ha señalado que todo el material que se compre durante la pandemia después servirá para medicalizar las residencias de mayores ya que, por ejemplo, “ahora mismo no todas tienen respiradores de última generación”.





La Comunidad de Madrid está ultimando un plan de choque para paliar la crítica situación que se está viviendo en muchas residencias de mayores de la capital y reagrupará a los ancianos contagiados por el virus en varias residencias para trazar un cortafuegos que evite que el Covid-19 se propague con rapidez entre los residentes.

Se está realizando, además, un mapeo urgente de las residencias para analizar bajo un mismo protocolo el estado de las mismas y la situación de los residentes, ha agregado el Ejecutivo autonómico. Así, desde la ASEM se va a establecer un mando operativo para coordinar todas las actuaciones de los cuerpos (Bomberos y Protección Civil), siempre bajo las directrices de Sanidad y Políticas Sociales, que decidirán en cada caso cuáles son las actuaciones que llevar a cabo. La Comunidad dará traslado de este plan de actuación y coordinación a la Delegación de Gobierno.

Los datos de hoy vienen a subsanar las lagunas del informe oficial presentado la pasada semana por el que los inspectores de la Consejería de Políticas Sociales reconocían que es “imposible conocer con exactitud el daño porque muchos fallecidos fueron enterrados o incinerados sin ser sometidos a pruebas diagnósticas”.

Desde este viernes, la Comunidad de Madrid asumirá la dirección de otras cinco residencias de mayores tras las inspecciones realizadas en las mismas y comprobar su situación crítica derivada de la emergencia del coronavirus, con lo que se elevan a trece el número total de centros en los que se ha adoptado esta decisión. El refuerzo de la dirección con personal funcionario de la Dirección de Atención al Mayor y la Dependencia y de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) se producirá en las residencias de Santa Teresa de Jornet (Madrid), La Purísima Concepción (Madrid), Geriatel Rivas (Rivas), Orpea Santo Domingo (Algete) y la Residencia de Usera (Madrid). Estos centros se suman a los ocho ya asumidos el pasado 31 de marzo por la Consejería de Políticas Sociales de Vitalia Leganés, Domusvi Espartales, Isabel la Católica, Casa Quinta, Fundación Reina Sofía Alzheimer, Monte Hermoso, San Celedonio y Sergesa Boadilla.







¿El Covid-19 demuestra que la sociedad española debe cuidar más y mejor a las personas mayores?






Total votos: 0









fuente