Loading...

50 Cosas que hacer en Madrid al menos una vez en la vida


Aunque seas madrileño de pura cepa, odies la Gran Vía en Navidad o te conozcas de memoria los cuadros del Museo del Prado (que no has vuelto a pisar desde las excursiones del colegio), a veces necesitas ayuda para saber qué hacer típicamente made in MadridAquí te lo recordamos:

1. Hacerte una foto en la Puerta de Alcalá.

2. Montar en las barcas del Retiro.

3. Tomar las uvas en la Puerta del Sol.

4. Subir al teleférico.

5. Ver el atardecer desde el templo de Debod (y fotografiarlo).

6. Comer huevos estrellados en Casa Lucio (¡viva el colesterol!).

7. Comprar antigüedades en El Rastro (aunque no sepas ni para qué sirven).

8. Comerte un bocata de calamares en la Plaza Mayor.

9. Recordar que entraste a la Joy Slava… y no saber cómo ni cuándo saliste.

10. Descubrir el Palacio de Cristal (por raro que te suene, hay madrileños que no lo conocen).

11. Cenar en alguno de los restaurantes chinos que integran ese pequeño Chinatown detrás de Plaza España.

12. Ir al Parque Europa y hacer creer a tus amigos que estás de Interrail.

13. Meterte en la Cibeles o en la Neptuno para celebrar una victoria futbolística.

14. Ver una película en Callao o Capitol.

15. Comprar lotería en Doña Manolita (tras horas de cola).

16. Visitar Cortylandia.

17. Ir a una de las visitas guiadas del Bernabéu.

18. Pisar el Km 0 (si te lo encuentras alguna vez sin turistas).

19. Comprar dulces en La Mallorquina.

20. Pedirte una ración de bravas en Las Bravas.

21. Tomar algo en alguna de las exclusivas terrazas de la Gran Vía.

22. Tener pesadillas después de visitar el Museo de Cera.

23. Recoger caramelos con paraguas en la cabalgata de Reyes.

24. Bañarte en la piscina de Casa de Campo o escaparte a alguna de las playas naturales.

25. Ir a ver el Guernica al Reina Sofía.

26. Ir de cañas a La Latina.

27. Pasear por Serrano y sufrir, porque otra cosa no puedes hacer.

28. Ir a las Vistillas en San Isidro.

29. Visitar el Palacio Real como un turista más.

30. Acabar la noche de fiesta tomando un chocolate con churros de San Ginés. 

31. Ir al parque de atracciones y rememorar tu infancia.

32. Ver el amanecer desde las Tetas de Vallecas.

33. Comerte una ración de oreja a la plancha.

34. Comerse una rosquilla de San Isidro.

35. Quedar en la osa del madroño.

36. Tomarte unos “yayos” en Casa Camacho.

37. Buscar fantasmas en el Palacio de Linares, pero no encontrar ninguno.

38. Perder a alguien en las rebajas.

39. Pasar el día en El Escorial.

40. Patinar (o al menos, intentarlo) en el Retiro.

41. Subir a la azotea del Ayuntamiento.

42. Llevar al ligue al parque del Capricho.

43. Comer cocido madrileño en algún lugar mítico.

44. Comprar figuritas para el Belén en la Plaza Mayor.

45. Hacerte una foto con el cartel de Schweppes.

46. Pegarte una fiesta en Kapital.

47. Hacer footing por Madrid Río.

48. Colarse en uno de los rascacielos de Begoña y subir hasta la última planta.

49. Desayunar en el Hotel Palace y disfrutar de su cúpula.

50. Vestirte de chulapo/a.





Source link

Loading...