Aladino vuelve a volar en el teatro Sanpol

Aladino vuelve a volar en el teatro Sanpol

;



El teatro Sanpol, en la plaza del mismo nombre, es un referente obligado en Madrid del género escénico para niños. Desde 1983 se dedican profesionalmente al teatro para los jóvenes. Los niños que fueron allí hace casi cuarenta años llevan ahora a sus hijos. La programación recrea las historias tradicionales, los cuentos y personajes que nunca mueren. En los últimos años han desfilado por su escenario el soldadito de plomo, el jorobado de Notre Dame, Heidi o Mowgli.

Ahora le toca el turno a Aladino y la lámpara, uno de los cuentos que se incluyeron en las 1001 noches, adaptado para su público. La dramaturgia es de Julio Jaime Fischtel. En las últimas temporadas el joven Aladino, su lámpara maravillosa y su genio han acudido frecuentemente al cine o a la cartelera de los musicales. Hace ya ocho años este mismo teatro puso en escena la historia.

Con Aladino el público se adentra en el ambiente del Oriente Mágico de la mano del joven que se encuentra en el gran bazar con la princesa. Entre ambos surge el flechazo, dificultado por las diferencias sociales. Un visir malvado y un genio burlón, liberado de su encierro en la lámpara, completan la galería de los personajes principales. Desapariciones repentinas, alfombras que vuelan… desfilan por la escena para intentar asombrar a los espectadores. Como es sabido, el amor acaba triunfando.

El nuevo montaje está dirigido por Quim Capdevila y cuenta con música y canciones originales de Ángel y Ricardo Padilla, Julio Fischtel y Javier Marín.

Gallo Ryan es esta vez Aladino, la princesa Badulbudur está encarnada por Anabel García y el Genio de la Lámpara es Carlos London. Completan el reparto Natalia Jara, Javier Ibarz y Carlos London.

El teatro Sanpol realiza unas puestas en escena de sus espectáculos contando con estupendos profesionales de todas las disciplinas para que su joven público se adentre en el buen teatro mientras se divierte y jalea las aventuras de sus héroes. Por esa complejidad de los montajes solo programan un espectáculo cada vez. Durante la semana realizan funciones matinales en la campaña escolar. Los sábados y domingos tienen doble función, siempre en horarios adecuados para los niños. Cada mañana resulta estimulante ver como llegan los autobuses a la plaza y decenas de escolares se adentran en este mundo de fantasía. Muchos de ellos serán, seguramente, los espectadores de mañana en los teatros de la ciudad.





fuente: madridiario

Share