Antonio Lizana, fusión de flamenco, jazz y world music en el Café Berlín

;



Antonio Lizana empezó la viaje mundial el 8 de febrero de 2019 en el Café Berlín de Madrid y posteriormente de dar 90 conciertos en 17 países de varios continentes y con su nuevo disco –el cuarto- a punto de salir, repite inicio de campaña en el Café Berlín de Madrid.

Antonio y su agrupación han vuelto con las pilas cargadas de la viaje aunque según confesión suya, “Oriente” es un cuaderno que ya les “aburre de alguna guisa porque lo han tocado de todas las formas posibles” pero es sólo un simple argumento intelectual porque el concierto de ayer basado, sobre todo, en este trabajo encandiló a los presentes.

Acompañado por el charro Daniel García Diego al piano, el iraní Shayan Fathi a la hilera, desde Bulla Jesús Caparrós al bajo y Mawi de Cádiz al coreografía y los coros y las palmas. Más de hora y media de exquisita música. Y las preguntas secreto para el de San Fernando: Antonio Lizana, ¿saxofonista que canta o cantaor que toca el saxo? y adicionalmente ¿flamenco o jazz?. Al sabido le da igual comulga con la fusión entre el flamenco, el jazz y la world music.

Empieza con “La semilla” y desde las primeras notas muestra su potencial, su elegante rasgada voz, su saxo a tope, sus complicidades con el resto de los músicos. Continua con el tema “Fronteras” al que presenta de guisa sentida y sin dobleces porque el tema de “mochila y dos niños…” le produce sensaciones especiales. Y más tarde “Nos quisimos así”, “Mi Suerte” los dos que consiguieron que los asistentes reconocieran con sus aplausos la excelente puesta en terreno que estaban presenciando.

Con todos los músicos hace dúos con mucha fuerza, con Caparrós, con Shayan y sobre todo con Dani y no olvidamos sus guiños a Mawi y su coreografía y que son muy aplaudidos entre los presentes.

Siguió con “Déjate advertir”, impregnada de ciertos matices de música pop, y “Demoler” canciones del cuaderno “Quimeras en el mar” (2015) entre las que intercaló la canción dedicada con gran cariño y emoción a su Señora Causa “Alegría Mari!” momento culmen por bulerías, en mi opinión, del conciertazo que en esos momentos contaba con la colaboración del virtuoso guitarrista de Algeciras, de la nueva escuela de flamenco, José Manuel Valiente.

Antonio Lizana es un músico de estudio, que compone, que ha trabajado y colaborado con grandes artistas, que agrupa músicos de gran nivel y que hace unos directos difíciles de olvidar. Ha conseguido articular un puente entre el flamenco y el jazz y lo transita con el desparpajo propio de los genios.

Y para finalizar le deseamos lo mejor en su próxima viaje por Estados Unidos y que les llevarán a tocar en Austin SXSW (16 y 18 de Marzo), en el Flamenco Festival de Nueva York (22 de marzo), en el Festival Flamenco de San Francisco (25 de marzo) y en el Flamenco Festival de Miami (3 de abril).

¡¡Mucha suerte, …, la que tienen los americanos que van a poder disfrutarle!!





fuente: madridiario