El Ayuntamiento suspende los contratos de los campamentos urbanos

;



La directora general de Familias, Juventud y Educación, Sonia Moncada, ha avanzado este miércoles en la comisión semipresencial del ramo que el Ayuntamiento de Madrid suspende “de momento” los contratos de los campamentos urbanos estivales aunque “con posibilidad de reactivarlos” en función de cómo evolucione la situación del coronavirus durante el verano.

“Hoy no sabemos si van a ser posibles”, ha contestado Moncada a una pregunta de la socialista Maite Pacheco dado que, hasta el momento, las distintas normativas emitidas desde el Gobierno central no incluyen referencia alguna a los campamentos infantiles de verano. “Las circunstancias actuales de la Comunidad en la desescalada hacen que no sea aconsejables los campamentos en un tiempo inmediato”, ha apuntado la directora.

Así, ha recordado que los centros educativos únicamente estarán disponibles en la denominada ‘Fase 2’, que no se sabe cuándo se llegará, unido a que la Asociación Española de Pediatría recomienda que los alumnos más pequeños, los de 0 a 6 años, sean los últimos en incorporarse a las escuelas y nunca antes de septiembre.

También ha apuntado, como pedía la socialista, que se han producido contactos entre el área y asociaciones y entidades que proponen la vuelta de los campamentos pero, tanto “por la población destinataria como por el tipo de actividad”, el Ayuntamiento entiende como “muy difícil” la vuelta de los campamentos para “garantizar la seguridad”. “De momento vamos a suspender los contratos para las actividad de este tipo en verano”, ha indicado.

Aunque también se ha abierto a “la posibilidad de reactivarlos” en función de cómo avance el verano, tanto por “razones sociales como de conciliación”. De cara a una posible evolución adecuada, el Consistorio está elaborando una estrategia para ponerlos en marcha pero “con un alcance más limitado”, con ratios menores y con desinfección permanente.

Adaptados por las circunstancias

La edil del PSOE Maite Pacheco ha puesto en valor los beneficios que aportan los campamentos infantiles, señaladas por Save The Children, por ejemplo, mejora de las habilidades sociales, incremento de la autoestima, interacción, empatía, más inteligencia emocional, ejercicio físico… Unido a que para muchos menores vulnerables “puede ser la única alimentación adecuada en lo que queda de junio a septiembre”. “Es lo más parecido a unas vacaciones que estos chicos pueden disfrutar”, ha descrito.

Pacheco ha defendido, como hacen las asociaciones, que “se puede organizar un campamento en este momento, con un máximo de 10/15 jóvenes, con espacios adaptados cedidos por el Ayuntamiento en los que se pueda asegurar la distancia física”. No se trata de entender los campamentos “como siempre” sino adaptarse a las circunstancias.





fuente: madridiario