El Brujo nos cuenta la tragedia griega

;



Rafael Álvarez El Brujo se mete ahora a desentrañar la tragedia griega en Esquilo, el espectáculo que estrenó en el Festival de Mérida hace dos años y que ahora llega a Madrid.

El popular actor, que en las últimas décadas siempre actúa solo, lleva recreados distintos episodios y personajes de la literatura universal. En abril de 1992 estrenó El lazarillo de Tormes, con texto de Fernán Gómez. Desde entonces ha sido desde San Francisco de Asís a un yogui. Ha transitado por las mujeres de Shakespeare o por el evangelio de San Juan.

Su nuevo espectáculo es, según El Brujo:

Yo he compuesto una especie de conferencia un poco grotesca a veces, con un poco de humor… pero que, en el fondo, es una reflexión acerca de la tragedia griega y dentro de esa reflexión, Esquilo representa como la pureza, la esencia, siguiendo el pensamiento de Nietzsche frente a la evolución posterior de los otros grandes trágicos donde ya aparece el teatro como un producto. Esquilo sería como el ritual.

Confiesa que para construir este texto se ha basado en El nacimiento de la tragedia, de Nietzsche y La muerte de la tragedia, de Steiner.

Como en los espectáculos anteriores, cuenta en escena con el músico Javier Alejano, que es también el compositor del acompañamiento sonoro. El escenario es un espacio diáfano en el que solo destaca una mesa repleta de pergaminos.

Han pasado treinta y cinco desde que Rafael Álvarez llamara la atención de la crítica como protagonista de La taberna fantástica, de Alfonso Sastre, que estuvo representándose durante más de tres años. En 1988 se rodó Juncal, la serie de Jaime de Armiñán en la que El Brujo tuvo una presencia destacada dando vida a Búfalo, un limpiabotas que admiraba al torero retirado que encarnó el gran Paco Rabal. Ese año, junto a José Luis Alonso de Santos, Gerardo Malla y Jesús Cimarro, habían alumbrado la productora Pentación, que hoy es una de las empresas más fuertes del teatro en España y arrendataria el teatro donde ahora se presenta este espectáculo.

A lo largo de su carrera El Brujo ha participado en montajes con otros actores, como la citada taberna fantástica, Pares y Nines, El pícaro o El avaro.

Esquilo. Nacimiento y muerte de la tragedia se representa en el teatro Bellas Artes hasta el 5 de abril.





fuente: madridiario