El búnker del parque de El Capricho vuelve a abrir gratis al público

El búnker del parque de El Capricho vuelve a abrir gratis al público

;


El parque de El Capricho (Paseo Alameda de Osuna, 25) es uno de esos oasis bucólicos que reverdecen Madrid entre tanto tráfico y bloques de pisos. Este jardín señorial e histórico guarda su mayor secreto a plena vista: un búnker de la Guerra Civil que puede visitarse solo en momentos puntuales del año.

Este es uno de esos momentos. En primavera regresan las Visitas Guiadas Pasea Madrid, que abren las puertas de lugares maravillosos donde está vedado el acceso al común de los madrileños, como el frontón Beti Jai y el Mirador de Alfonso XII del Retiro.

Desde el 17 de marzo a las 11:00 h podrás apuntarte aquí para visitar el búnker gratis. Quien avisa no es traidor: las plazas suelen agotarse en pocos minutos, así que hay que ser muy rápido para no quedarse sin conocer este rincón secreto de Madrid.

¿Qué hace un búnker en medio del parque?

bunker parque del capricho

El Búnker de la Posición Jaca (nombre en clave que recibía el Cuartel General del Ejército Republicano del Centro) es una de las construcciones militares más importantes de Europa por el buen estado en el que se encuentra. Se trata de un espacio construido a unos 15 metros bajo tierra y que cuenta con unos 2.000 metros cuadrados. Fue edificado en mayo de 1937, cuando la Junta de Defensa de Madrid decidió que el alto mando republicano abandonara los sótanos del Ministerio de Hacienda para instalarse en un emplazamiento más seguro.

Las instalaciones del Jardín del Capricho fueron utilizadas por el presidente de la Junta de Defensa de Madrid y el jefe del Ejército del Centro, el general José Miaja, que tuvo su residencia y despacho en el palacio hasta 1938. Su puesto sería ocupado posteriormente por el coronel Segismundo Casado López, que mantendría el Cuartel General de Centro en La Alameda hasta el final de la guerra.

bunker parque del capricho

En el búnker se realizaron diferentes obras de adaptación, que incluyeron un refugio contra bombardeos, reformas en el palacio, diez pabellones ligeros para el alojamiento de las tropas y un pabellón de comunicaciones. Estas últimas construcciones ya han desparecido.

El Ayuntamiento de Madrid decidió abrir el búnker por primera vez al público tras su restauración el 28 de mayo de 2016 con un programa de visitas guiadas. Los intentos por conseguir que el búnker de El Capricho se abriera al público llevaban haciéndose desde los años 80, pero no fue hasta noviembre de 2012 cuando la Plataforma para la apertura al público del Búnker de El Capricho empezó a ver resultados.





Source link

Share