La cumbre del clima de Madrid suspende en reciclaje

;



La cumbre del clima puso a principios de diciembre a Madrid en el foco de la lucha contra el cambio climático y el ecologismo. Pero una vez terminada, su desmontaje ha dejado al descubierto el escaso
compromiso con el medio dominio. Al menos en lo que se refiere al reciclaje.

Porque el desmontaje de la COP25 ha evidenciado unas prácticas “poco ecológicas: reciclaje deficiente, contenedores mal utilizados, residuos mezclados. Las imágenes son elocuentes: contenedores de vidrio repletos de plantas; otros exclusivos para madera que contienen plásticos, restos de telas y todo tipo de objetos sin pista de madera; contenedores con la divisa “solo papel y cartón” en los que sobresalen cables acumulados; y otros amarillos (de envases) con trozos de palés de madera y restos de tela. Además camiones de recogida con la fórmula “solo plástico” en los que se ven restos de cartón y latas de refresco”.









Esa es la existencia que ha destapado Eldiario.es y que apunta a las empresas concesionarias del servicio de facilidad y no a sus empleados. “En los pabellones la basura se divide en bolsas de colores (plástico, cartón y papel, orgánico y vidrio). Incluso las bolsas son reutilizables. Pero el problema viene posteriormente: todo lo que has separado, cuando vacías la bolsa, va al mismo contenedor”, relatan algunos de los trabajadores que prefieren sostener el anonimato.

Desde Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), una de las empresas adjudicatarias, niegan las acusaciones señalando que “esta no es una habilidad que nosotros hagamos: al revés, apostamos por el reciclaje. Pero si nos encontramos los contenedores llenos es otro tema; no es que nosotros no hagamos correctamente el reciclaje. Esto ya es totalmente extraño a nosotros”.

Según desveló el Gobierno en funciones, del total del presupuesto, 48.078.258 euros corresponden al anuencia con la Institución Ferial de Madrid (IFEMA) por la cesión temporal de espacios, adecuar las infraestructuras y prestación del conjunto de servicios necesarios para la estructura y la celebración de la cumbre.

Esta situación contrasta con los compromisos previos adquiridos durante la cumbre y que incluyeron, entre otros, la plantación de un árbol por cada uno de los 20.000 asistentes a la Cumbre del Clima así como la entrega de una botella de agua rellenable a la entrada de la COP25 para dominar el uso de plásticos.










“Si nos encontramos los contenedores llenos es otro tema; no es que nosotros no hagamos correctamente el reciclaje. Esto ya es totalmente extraño a nosotros”







¿Hacen yerro medidas más contundentes contra el cambio climático?






Total votos: 0











fuente