La Policía de Madrid podrá inmovilizar los vehículos más contaminantes

La Policía de Madrid podrá inmovilizar los vehículos más contaminantes

;



La nueva ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad que prepara el equipo de Gobierno municipal recoge el requisito de que los vehículos que expulsen emisiones
excesivas en carretera podrán ser detenidos por la Policía Municipal llegando, incluso a ser inmovilizados en las casos más extremos.

El tráfico rodado constituye la “principal fuente emisora de contaminación”, por lo que se “hace preciso reforzar el control” sobre las emisiones de los escapes de los vehículos de motor de combustión.

Así, cuando un agente responsable de la vigilancia del tráfico (policía municipal o agente de movilidad) aprecie que existe una emisión excesiva o sospeche que se han alterado los dispositivos de control de anticontaminación del vehículo, puede parar el vehículo y requerir a su titular que lo lleve a la ITV para que pase el control de humos.





En el caso de incumplimiento, la Administración podrá multar por falta de colaboración. Además, cuando la emisión de humos sea de especial intensidad y se haya activado el protocolo de contaminación o pueda dificultar la visibilidad a otros conductores, o en el supuesto de que sus conductores se nieguen a someter al vehículo a los controles de emisión de humos o no hayan sido presentados a las inspecciones en los centros de control, el Ayuntamiento podrá proceder a la inmovilización o retirada del vehículo en los supuestos que establece la Ley de Capitalidad.

El cambio de normativa resulta drástico pero en parte se debe a la versión actual data de 1985 por lo que se encuentra “desactualizada respecto a las necesidades ambientales”. De hecho el texto también establece que todos los edificios que se construyan en Madrid deberán ser “verdes” a partir de otoño, al desplegar puntos de recarga eléctrica y reserva de superficies para el autoconsumo de energía renovable.

Además, en este proyecto de ordenanza los grandes eventos que se celebren en la ciudad, cuya asistencia sea superior a 5.000 personas, como la celebración del Orgullo LGTBi o grandes festivales como el Mad Cool, tendrán que contar con una memoria de impacto ambiental que recoja medidas preventivas y compensatorias por contaminar.

En este proyecto, que se prevé que entre en vigor tras el verano, se recoge la prohibición de las calderas de carbón desde el 1 de enero 2022, tal y como avanzó el delegado del área, Borja Carabante.

La nueva regulación, han explicado desde el área, se articula sobre tres ejes: “preservar y mejorar la calidad del aire de la ciudad; proteger la salud y el medio ambiente frente a las emisiones de gases, humos, olores, partículas o cualquier otra sustancia potencialmente contaminante o susceptible de ocasionar molestias a la ciudadanía, y promover la eficiencia energética y el uso de energías renovables para procurar la sostenibilidad medioambiental”.





Respecto a los grandes eventos, la ordenanza establece la obligación de disponer de un plan de impacto ambiental para ser “sostenibles” en aquellos con más de 5.000 asistentes y que se celebren en el medio exterior o con repercusión en éste.


Los grandes eventos de más de 5.000 asistentes deberán ser “sostenibles”





Así, los promotores deberán realizar una memoria que analice el impacto medioambiental del evento y recoja las medidas “preventivas, correctoras y compensatorias” para garantizar la sostenibilidad.

Entre las medidas exigidas, además de la elaboración de la huella de carbono y la compensación de las emisiones de efecto invernadero, se requiere “fomentar la corresponsabilidad de los participantes” en el evento y cumplir con las normativas ambientales.

Así, estos eventos deberán recoger las actuaciones previstas para evitar efectos ambientales negativos en materia de ruidos y vibraciones, emisión de gases y partículas contaminantes, olores, vertidos, gestión de residuos y limpieza, contaminación lumínica, zonas verdes, biodiversidad y ocupación de suelo y consumo de recursos naturales. En caso de incumplimiento, se impondrá una sanción.













fuente

Share