Madrid defiende la vuelta a los centros educativos para terminar el curso

;



La Comunidad de Madrid vuelve a adelantarse en sus previsiones al Ejecutivo central y ha esgrimido la necesidad de
reanudar las clases
presenciales en los centros educativos
“si la economía va a volver a activarse”. “Nosotros estamos totalmente en contra de arrojar la toalla y de decir el curso se ha acabado”, ha manifestado el consejero de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, quien ha defendido que “hay que hacer todo lo posible para que vuelva a haber clases presenciales antes del verano“. “Deseamos que con las medidas de confinamiento tan duras que ha habido la pandemia se vaya extinguiendo y que eso sea posible”, ha agregado, para señalar que “si la economía va a volver a activarse, es necesario que también las escuelas, los institutos estén con clases presenciales”.





El Ministerio de Educación y Formación Profesional rechaza que se dé el aprobado general como norma general como en Italia y el Consejo Escolar del Estado ya baraja un paquete de medidas para dar por concluida la actividad académica con las que se pretenden evitar que ningún alumno pierda el curso. Y esto pasa por que los profesores sean “considerados” a la hora de evaluar a sus alumnos y que no haya repeticiones o las menos posibles. “La evaluación final negativa y la repetición deben ser recursos realmente extraordinarios, mesurados y siempre adoptados por el equipo docente”, señalan desde el Consejo Escolar. Una opción menos benevolente que la planteada por la Confederación Nacional de Asociaciones de Estudiantes (CANAE) que ha propuesto cambiar la normativa para prohibir la repetición.

Así, respecto a dar por terminada la actividad presencial hasta el próximo curso ha dicho que para la Comunidad de Madrid “eso es lo último” y ha asegurado que van a “luchar para que eso no sea así”. En cuanto a la posibilidad de cerrar el curso escolar de manera inmediata y conceder un aprobado general, ha dicho que la rechazan totalmente también y que “en la educación es muy importante el esfuerzo, la exigencia, el sentirte evaluado”. “El enorme esfuerzo que han hecho los alumnos, los profesores, incluso las familias que han estado ayudando en las casas en unas situaciones complicadas… sería despreciar ese esfuerzo decir que eso ahora no se evalúa”, ha apostillado.





Asimismo, el consejero ha destacado que los docentes tienen “sensibilidad” y “sentido común” y “van a saber evaluar teniendo en cuenta las dificultades que hayan podido tener los alumnos que hayan tenido menos medios informáticos, que tengan determinadas limitaciones a la hora del estudios, necesidades especiales”.

Como “vaticinio”, ha apuntado que, “tal y como están las cosas”, tal vez se podría volver a las aulas a “mediados de mayo”, aunque ha señalado que “nadie lo sabe”. En caso de que así fuera, ha indicado que “hasta finales del mes de junio habría un espacio de tiempo para dar clases, para recuperar algo de lo que durante estas semanas no se ha podido dar y celebrar los exámenes”.

“Ojalá sea así y ojalá sea antes”, ha agregado, para reconocer que contemplan “todos los escenarios” y garantizar a los alumnos y a las familias que “pueden estar tranquilos” porque “en función de lo que suceda” se adoptarán “medidas” y se establecerán “calendarios” de una manera “razonable”.


Matriculación y teletrabajo





Por otro lado, a raíz de la nueva prórroga del estado de alarma hasta el 26 de abril, ha indicado que están “barajando la segunda quincena de mayo” para fijar el periodo de matriculación en los centros educativos para el curso 2020/2021 y que van a “intentar hacerlo de una manera telemática para evitar que se acumule gente en los centros educativos para presentar las instancias”.





Ossorio ha destacado que el 92,7 por ciento de los centros educativos están utilizando el teletrabajo y un 7 por ciento un “sistema mixto” entre docencia telemática y con papel, mientras un 3 por ciento de los centros no han podido trabajar de forma telemática y el día 10 de marzo pusieron deberes a los alumnos en formato papel.

Asimismo, ha indicado que también se han utilizado para la docencia teléfonos móviles y que a la vuelta de las vacaciones de Semana Santa se repartirán 1.000 tablets donadas por Fundación la Caixa y Telefónica y 1.900 tarjetas SIM donadas por el Ministerio de Educación. CONCERTADOS En cuanto a la educación concertada, Ossorio ha subrayado que la Comunidad continúa pagando el concierto y los gastos de funcionamiento de los centros porque “el servicio educativo se está prestando”.

Tras afirmar que “las aportaciones voluntarias es una cuestión de las familias porque son voluntarias”, ha aclarado que si en un concertado se da refuerzo de matemáticas y se sigue dando por vía telemática “lógicamente se puede cobrar”. “Todo aquello que se sigue dando se puede cobrar”, ha apostillado.

Ossorio ha asegurado también que en la EvAU, que se celebrará los días 6, 7 y 8 de julio, “se hará de tal manera que un alumno que se conozca perfectamente lo que dio en presencial pudiera obtener un 10”, permitiendo que puedan contestar a preguntas de cualquier bloque.






La EvAU los días 6,7 y 8 de julio






¿Confías que en verano ya no habrá alerta por coronavirus?






Total votos: 0







fuente