Madrid habilitará una tercera morgue al estar los servicios funerarios “sobrepasados”

;



La Comunidad de Madrid y el ayuntamiento de Majadahonda trabajan en estos momentos para poner a disposición de las autoridades sanitaria las instalaciones del Palacio de Hielo de ese municipio para acoger fallecidos por el coronavirus. Este recinto sería la tercera morgue que se habilita con tal fin en la región después del Palacio de Hielo de Madrid y del edificio ubicado en la futura Ciudad de la Justicia. Como en todos estos casos anteriores, se trata de facilitar la labor de los servicios funerarios, mitigar el dolor de las familias y la situación de los hospitales de la región.





El consejero de Justicia, Interior y Víctimas del Terrorismo, Enrique López, ha asegurado este viernes que el sistema de servicios funerarios está “sobrepasado” en la Comunidad de Madrid por el gran número de fallecidos por el coronavirus en la región.

Aunque el traslado de los cadáveres se haya “normalizado” porque de ello se encargan la Unidad Militar de Emergencias y los bomberos, el sistema está “sobrepasado” a la hora de trasladar a los cadáveres para que sean enterrados o incinerados, a determinación de los familiares.

López ha asegurado que hay “ingentes” cantidades de fallecidos en los hospitales, residencias y domicilios en el mes de marzo, por lo que ante la “situación excepcional” los servicios funerarios se encuentran con estos problemas.

Madrid ya cuenta con dos depósitos de cadáveres habilitados de manera provisional en funcionamiento, uno en el Palacio de Hielo, y otro en el edificio del futuro Instituto de Medicina Legal fallecidos.

Por otro lado, ha indicado que durante este mes de marzo las muertes en las residencias de anciano se han “triplicado”, porque normalmente los fallecimientos en estos establecimientos son entorno a 1.000 en meses normales, al haber una “alta mortalidad” en las mismas debido a la edad de los residentes.

Con todo, ha apuntado que las cifras de la crisis sanitaria en Madrid están “contenidas” desde hace unos cuatro días, lo que “no quiere decir que no pueda haber un repunte”, ha precisado el consejero, aunque ha señalado que son datos que pueden albergar “cierta esperanza”.





“No solo por el número de fallecidos, sino por el número de positivos”, ha precisado López, que ha indicado que la situación de la pandemia se determina por el número de hospitalizaciones, el número de personas en urgencias y a la espera, y el número de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), que dan cifras “contenidas” en los últimos días, ha insistido.


La Comunidad ha asegurado que hay “ingentes” cantidades de fallecidos en los hospitales, residencias y domicilios en el mes de marzo












fuente