Loading...

Madrid pone fin a la permisividad en el uso de los patinetes



Los Agentes de Movilidad del Comunidad de Madrid llevarán a angla hasta el 31 de enero una campaña específica para evitar “en la medida de lo posible” los comportamientos
incívicos de los patinetes eléctricos que circulan por la renta, han informado fuentes municipales a Europa Press.

Dicha campaña arrancó el pasado día 10 delante la “condición de hacer” contra la mala utilización de estos vehículos de movilidad urbana. Así, el Gobierno regional quiere “comprobar de que (las empresas) cumplen con los requisitos establecidos en la autorización”. El pasado año 2019 se impusieron 364 denuncias por estacionamientos indebidos de este tipo de transporte.









Fue el pasado jueves 17 de octubre cuando la Dirección Universal de Administración y Vigilancia de la Circulación, dependiente del radio de Medio Circunstancia y Movilidad que dirige Borja Carabante, reunió a las 16 empresas de patinetes que operan en la ciudad para informarles de que, tras realizar inspecciones puntuales a todas ellas, el resultado obtenido había sido “que ninguna de ellas cumplía con la autorización”.

Como consecuencia, se les informó a los responsables de estos vehículos de que la Corporación iba a realizar inspecciones “sistemáticas y de seguimiento intensivo” desde el pasado viernes 18 de octubre y, en caso de seguir detectando incumplimientos, se procedería a retirar las autorizaciones.

El Comunidad va a incluir en las autorizaciones la compromiso de que las empresas mantengan aparcados en la calzada los patinetes. Esta condición se incorporará a partir de que se modifique la estatuto de movilidad del Comunidad de Madrid que regirá la logística de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360.

Actualmente, de las Sugerencias y Reclamaciones que llegan a la Dirección Universal, más del 80% corresponden a quejas de los ciudadanos por el uso de patinetes y bicicletas por las aceras (fundamentalmente de patinetes) y de patinetes y bicicletas mal aparcados.


El 80% de las reclamaciones de la ciudadanía corresponden a quejas de los ciudadanos por el uso de patinetes y bicicletas














El estacionamiento incorrecto de un transporte de movilidad urbana (VMU) conlleva la castigo de 30 euros por incumplimiento del artículo 48 de la Estructura Mundial de la Lozanía (OMS). Encima, el artículo 230 OMS, establece los casos en los que un VMU puede ser retirado de la vía pública.

Las bicicletas y los VMU del tipo A y B estacionados en la margen y, en su caso, anclados a principios vegetales, bancos, marquesinas o material urbano, en este zaguero caso cuando, sin concurrir ninguna de las causas anteriores, se encuentren estacionados en zonas en las que afecten a la funcionalidad o el comunicación necesario a los mismos, o en toda circunstancia en la que impidan o dificulten la realización por los serviciosmunicipales de tareas de mantenimiento o reparación de tales principios.

Las bicicletas o los VMU cuando constituyan peligro en los términos previstos en la fuero sobre tráfico, cuando dificulten la circulación de vehículos o el tránsito de personas, cuando estén amarrados al material urbano contra las prescripciones de esta Decreto o dañaran zonas verdes o el patrimonio de las Administraciones Públicas, supongan un peligro para la seguridad de las personas o permanezcan estacionados en la vía pública por un período superior a un mes, careciendo de los principios mínimos necesarios para la circulación que hagan presumir su descuido.










El año pasado se interpusieron 364 denuncias por estacionamientos indebidos de este tipo de transporte
















fuente

Loading...