Madrid prohibirá las calderas de carbón para frenar la polución

Madrid prohibirá las calderas de carbón para frenar la polución

;



El Ayuntamiento de Madrid elaborará una ordenanza para eliminar las calderas de carbón de la capital con el objetivo de que estas desaparezcan de la ciudad el 1 de enero de 2022. La medida se marca en el plan municipal por la mejora de la calidad del aire dado que, tras el tráfico rodado (51,4%), y el transporte aéreo (21,5%), los sistemas de climatización se colocan como tercera fuente de polución (18%). Según la Asociación de Instaladores del Sector Energético (Agremia), en la capital todavía están vigentes 300 calderas de carbón, más de 200 en el área de Madrid Central siendo los distritos de Ciudad Lineal, Salamanca, Moncloa y Centro los que presentan el mayor número.





Así lo ha anunciado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, en una entrevista con Europa Press en la que además ha precisado que las subvenciones para renovarlas se van a anticipar y comenzarán a otorgarse en los meses de mayo y junio.

“Se ha aprobado el plan estratégico de subvenciones donde se determina la cuantía y las líneas de subvención, y las calderas es la primera que vamos a sacar”, ha apuntado a continuación el delegado.

El delegado ha reiterado que “las calderas de carbón estarán prohibidas el 1 de enero de 2022 y que habrá que renovarlas todas”. Los madrileños tendrán por tanto 2020 y 2021 para renovarlas.

Se trata de una de las acciones incluida en la estrategia de sostenibilidad ambiental Madrid 360 y que, paradójicamente, también incluye la entrada de los vehículos con etiqueta medioambiental C de alta ocupación en el centro de la capital.

A este respecto, Borja Carabante ha incidido en que si de él depende “los coches C de alta ocupación entrarán al Centro”, una medida que va en consonancia, ha apuntado con las ciudades “modernas” y con “la utilización del coche compartido”.

“Nosotros queremos restringir el uso de los vehículos contaminantes. Hay una directiva europea sobre los coches C que dice que tienen una contaminación similar a los de los vehículos eco, de tal manera que si se comparte coche habrá menos en las calles”.





Ha vaticinado que tras realizar la modelización de Madrid 360 “se determinará que todas las medidas permitirán cumplir con la directiva europea”.

“Me siento muy orgulloso de haber elaborado esta estrategia en tres meses que no ha sido cuestionada más que por una medida (coches C). Me parece que es un absoluto éxito”, ha aseverado.

También sobre subvenciones, pero en este caso para renovar la flota de vehículos de mercancías, ha indicado que no subvencionarán para renovar la tecnología del vehículo, tal y como habían pedido algunas asociaciones de transportistas, sino para cambiar por completo el vehículo. “No ayudaremos a que los cambien, sino a que los achatarren y tengan vehículos nuevos”, ha concluido.


Avance con las calderas, retroceso con los coches












fuente

Share