Madrid se prepara para afrontar “lo peor” del coronavirus con garantías

Madrid se prepara para afrontar “lo peor” del coronavirus con garantías

;



Lo de ayer y hoy es un ensayo general. La prueba de fuego llegará en los próximos días y Madrid trabaja para estar a la altura y afrontar con garantías “lo peor” de la propagación del coronavirus. El Gobierno regional, que ha garantizado que la ciudad “no se va a cerrar” -al menos no serán ellos quienes lo decreten y delegarán en el Gobierno central-, está aplicando un plan que contempla, entre otros, triplicar las camas en los 102 hospitales para neutralizar la previsión de los técnicos sanitarios que no es otra que “un repunte elevado de las personas infectadas”.





La Consejería de Sanidad trabaja a marchas forzadas para habilitar nuevas áreas sanitarias, incluidos hospitales de campaña. El primer paso ha sido la reconversión de las instalaciones del gimnasio del hospital La Paz de Madrid en una extensión de las urgencias del centro para instalar los sillones en los que se atiende a pacientes que acuden a urgencias con cuadros leves con el fin de dar cabida a más personas ante la gran afluencia registrada estos días.

Ahora mismo, según indica el hospital, no se puede hablar de colapso en las urgencias, pero sí de mucha afluencia de pacientes, lo que ha dejado pequeño el espacio que se había reservado para atender a las personas sospechosas de estar infectadas por el Covid-19.


Madrid echa el cierre parcial





La presidenta Isabel Díaz Ayuso está multiplicando sus apariciones en televisión para ir informando puntualmente del operativo regional. Anoche compareció en prime time en Telemadrid para pedir paciencia a los ciudadanos de la región porque es “una temporada en la que hay que estar en casa y cambiar rutinas”. Ayuso optó por un tono conciliador para, acto seguido, agradecer a los madrileños su “respuesta responsable y buena disposición” ante las medidas que se han debido adoptar -como el cierre de centros educativos, espacios deportivos o teatro- para evitar la propagación del Covid-19. Esta mañana el turno ha sido de Telecinco y Antena3 en donde ha trasladado un mensaje de responsabilidad a la ciudadanía manifestando que “lo importante por encima de todo, por encima de la economía y de cualquier otro interés, es la vida. La salud es lo primero”.





En la misma línea se encuentra la recomendación de “evitar aglomeraciones y permanecer en casa el mayor tiempo posible” y de proteger a las personas mayores y con riesgos de salud ya que son el sector “más vulnerable”. Para ello, se han cerrado todos los teatros municipales de la capital, el Planetario y los centros culturales. Y también se ha paralizado la actividad en Medialab Prado, la Caja Mágica, Recintos Feriales, Teatro Circo Price, Matadero, Teatro de Títeres de El Retiro, Teatro Español, Naves del Español en Matadero, Centro Cultural Conde Duque, Teatro Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa, CentroCentro y Espacio Abierto ‘Quinta de los Molinos’.

En caso de ser necesario, el Consorcio Regional de Transporte limitará el servicio de autobuses y metro y estudia ar al cierre de los locales de ocio y restaurantes que no puedan garantizar una distancia mínima entre sus clientes.

Hostelería Madrid, la mayor asociación del sector en la comunidad, no ha recibido aún recomendaciones específicas de las autoridades sanitarias pero ya hay muchos locales que, por su cuenta, están extremando las medidas de higiene y toman a diario la temperatura de sus empleados para convertir sus negocios en burbujas libres del Covid-19.










Medidas que, no obstante, no podrán evitar al 100% la contraparte económica como lamenta la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) quien ha asegurado que la ocupación de los hoteles de Madrid se ha desplomado y no supera de media el 15%para las próximas semanas.

El colectivo más afectado por ese ‘cerrojazo’ sería el de bares y restaurantes, que emplea en la región a 236.535 empleados, según datos de Turespaña. Los primeros, de momento, están aguantando. “Desde el domingo hay menos gente en las terrazas y los clientes están tratando de sentarse en mesas alejadas las unas de las otras. Si la cosa sigue así, aguantaremos, pero si empeora tendremos que cerrar. Y eso implicará problemas para cuadrar las cuentas, pagar a los proveedores y a la plantilla. Está claro que necesitaremos ayuda económica de la Comunidad de Madrid”, reconocen a La Vanguardia dos camareros de bares del barrio de La Latina. “El problema no es el cliente nacional, es el extranjero. Ese ya sabemos que lo hemos perdido para un tiempo”, lamentan.






La ocupación de los hoteles de Madrid se ha desplomado y no supera de media el 15%






¿Apruebas suspender eventos, cerrar escuelas y otras medidas por el coronavirus?






Total votos: 0







fuente

Share