Madrid tiene buenas sensaciones para pasar a la fase 1 de la desesaclada este lunes 25 de mayo

;



La reunión entre el Ministerio
de
Sanidad y la Comunidad
de
Madrid ha concluido con buenas sensaciones en el Ejecutivo regional de poder pasar por fin a la fase 1 de la desescalada este lunes 25 de mayo tras reconocer el Gobierno central las capacidades de sus sistema de detección precoz de casos sospechosos.

Así lo reconoce el Ejecutivo autonómico tras señalar que el encuentro “ha ido bien” y ha transcurrido con “cordialidad” habiendo coincidido ambas administraciones en “la necesidad de apelar a la prudencia y a la responsabilidad individual” de cada español.

Precisamente este jueves la administración regional ha registrado un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Supremo donde solicitaba como medida cautelar ir a la primera fase y recurría las órdenes que sustenta la estrategia de desescalada de fase uno y dos, al entender que no recoge criterios uniformes para el conjunto del país. ”Una diferencia de criterio que sitúa la decisión en el ámbito de la arbitrariedad, desde el momento en que deja de estar referida a una evaluación objetiva y técnica de los indicadores”, razona el recurso de la Comunidad.





Durante la reunión, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha vuelto a solicitar por tercera vez el pase de toda la región a la fase 1 el próximo día 25 tras las dos negativas previas del Ministerio de Sanidad. Las autoridades madrileñas aseguraron tras la segunda negativa del Ministerio a acceder a esta fase que la autonomía cumplía, a su juicio, con los requisitos marcados por Sanidad y deslizaban que el rechazo se debía a motivos políticos.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, defendió la región cumplía con los parámetros reclamados, tanto por capacidad asistencial (con planes de elasticidad ante rebrote), su red de seguimiento y vigilancia de casos sospechosos y su capacidad para desplegar pruebas diagnósticas PCR, tanto en hospitales como en Atención Primaria.

La Consejería de Sanidad defiende que Madrid cumple con los parámetros fijados por el Ejecutivo central en cuanto a capacidad asistencial, indicadores sanitarios con descenso de incidencia del coronavirus y en lo relativo a la red de detección y vigilancia de nuevos casos.

Junto a los planes de flexibilidad en los hospitales, Madrid subraya en su capacidad diagnóstica que se puede incrementar hasta 15.000 pruebas PCR e incluso hasta 20.000, algo requerido por el Ministerio.

En Primaria, uno de los aspectos que el Ejecutivo pedía consolidar y que está en fase de transformación, es la realización de 1.300 pruebas diarias pero Sanidad prevé llegar hasta las 5.000 junto con el apoyo del SUMMA.





En materia de refuerzo, la Comunidad de Madrid ha avanzado que automáticamente se renovarán más de 10.000 contratos de refuerzo. Así, en Primaria la cifra será de 650 efectivos y en Salud Pública, el departamento en el que se ubican los denominados rastreadores, es de 175, con posibilidad de llegar a los 400 en función de la evolución de la pandemia.







fuente