Posible asesinato de una anciana a manos de un policía para cobrar su herencia

Posible asesinato de una anciana a manos de un policía para cobrar su herencia

;



La noticia apenas trascendió el sábado por la tarde. Teresa L. L., de 83 años de edad, fallecía en su domicilio de Ciempozuelos (Madrid), tras caer por las escaleras de su chalé sito en la calle San Francisco. Sin embargo, 24 horas más tarde, el accidente cobra tintes de asesinato. La Guardia Civil investiga la presunta muerte violenta Teresa para tratar de determinar si fue empujada por un policía local, de 53 años, que cuidaba de la octogenaria y que era el supuesto beneficiario del testamento -los allegados hablan de 1,5 millones de euros- pese a no ser familiar directo ya que la mujer no tenía descendientes.





El agente está casado y tiene dos hijos aunque el Ayuntamiento de la localidad madrileña ha confirmado que no hay “ningún agente local” del municipio implicado en este suceso, que ya califican de “muerte violenta”.

Los primeros indicios sostienen esta hipótesis dado que ha quedado descartado que fuese un accidente pese a que el agente investigado, que estaba con ella en ese momento, “fue quien avisó al 112 alertando de que la mujer se había caído por las escaleras de su chalé”.

A la llegada del Summa, los sanitarios sólo pudieron confirmar la muerte de la anciana. Fue en ese momento cuando el hombre fue interrogado sobre lo que había ocurrido y ofreció versiones distintas, por lo que los agentes empezaron a sospechar de él. Luego sufrió“una crisis de ansiedad” y fue ingresado en la unidad de psiquiatría del hospital de Valdemoro.

La información recabada por la Guardia Civil determina que la fallecida tenía una cuidadora las 24 horas del día aunque en el momento del percance estaba haciendo la compra.

Los agentes están realizando pruebas científicas y de criminalística para determinar si se trató de un homicidio. Una línea de investigación que cobra aún más fuerza al saberse que, hace un mes, la mujer sufrió varias heridas en un accidente de tráfico cuando viajaba de pasajera en un vehículo y sin cinturón de seguridad. Suceso en el que se investiga si el conductor del coche era también el policía local que tutelaba a la anciana desde hace varios años.





Varios compañeros del agente creen en su inocencia y piensan que no había ningún interés económico en los cuidados que el policía proporcionaba desde hace años a la fallecida. En caso de confirmarse se trataría del octavo homicidio en lo que llevamos de año en la Comunidad de Madrid.


El testamento rondaría el millón y medio de euros












fuente

Share