Se disparan las ventas de piscinas hinchables – estas son las cinco que causan furor

;

Primero fue el papel higiénico. Luego la levadura y la harina y, ahora, parece que ha llegado el momento de las piscinas hinchables. Con la llegada de un tiempo estable de altas temperaturas, se ha disparado la demanda de estos artículos, también provocada por el desconcierto sobre lo que pasará este verano con las piscinas públicas. Dado el calor habitual que registra la península ibérica en esta temporada, estas instalaciones suelen estar muy frecuentadas, ya que son muchos las que las eligen para intentar sobrellevar las altas temperaturas estivales.

– El formato clásico y el más seguro. Formato rectangular, capacidad de 90 litros y largura de más de un metro y medio, esta piscina hinchable acolchada es ideal para dos niños de entre dos y diez años.

– Con altura, para estar bien a remojo. Fabricada con material vinílico muy resistente y duradero, esta piscina con capacidad de 230 litros es un acierto si queremos que los más pequeños de casa puedan estar a remojo de pies a cabeza. 

– Para casas con menos espacio. Con forma cuadrada y destinada para el uso de los más pequeños de la casa, esta piscina disponible en dos colores y con capacidad de 57 litros incluye un kit de reparación para parchear la lona en caso de filtraciones de aire.

– Toda la familia, ¡a remojo! Aunque no sea de gran tamaño, gracias a la forma circular y a la altura que gana con los cuatro aros de colores y vinilo resistente, esta piscina de 617 litros invita a que los adultos puedan usarla también.

– Un acuario, para asegurar la diversión. De pequeño tamaño y con un tapón para facilitar el vaciado y la limpieza, lo más destacable de esta piscina con capacidad de 360 litros es la decoración de sus paredes.