Loading...

Tarambana: 15 años de teatro en Carabanchel



En octubre de 2019 se han cumplido 15 abriles desde la tolerancia de la sala teatral Tarambana localizada en la calle Dolores Armengot, 31, distrito de Carabanchel.

La tolerancia de esta sala, en la que pueden entrar hasta noventa espectadores, fue una consecuencia razonamiento del trabajo que venían desarrollando Nacho Bonacho y Eva Bedmar con su compañía Tarambana, que habían formado el año 1999 para hacer, sobre todo, teatro de niño.

En el aparición del siglo XXI el engendro teatral marginal buscaba salir de los límites de la M30 para ganar al manifiesto de los distritos más alejados del centro. Los promotores encontraron un particular que había sido, sucesivamente, estadio y estudio de danza del desaparecido Juan Carlos Santamaría. Tras la importación lo abrieron al manifiesto en 2004. Nacho Bonacho:

Todos pensaron que era para representar nuestras producciones, pero no era exactamente eso. Era realizar un sueño y querer dotar al alfoz -yo soy de Carabanchel de toda la visa- de un centro teatral donde ofrecer teatro de calidad. En aquella época, con trescientos mil habitantes, en Carabanchel no había ningún teatro. Primero quisimos ofrecer un teatro de niño y abierto de calidad y luego fuimos programando un teatro para adultos que tuviera en cuenta factores que pudieran acercarlo al alfoz. Hemos tenido que ir cambiando de pautas pero siempre hemos intentado hacer un teatro social, comedia… que atrajera a nuestros vecinos a la sala.

Tarambana nació como una empresa totalmente privada, sin ayudas, que logró sortear los primeros abriles gracias al buen funcionamiento en la taquilla del teatro para adultos y los otros servicios que ofrece la sala. A posteriori ya consiguieron algunas ayudas económicas de las administraciones que permiten suministrar la sala en funcionamiento, con programación de jueves a domingo. No solo se dedica a la exhibición, sino que asimismo estrenan producciones propias, para niños y adultos, como Here comes your man, que se presentó hace unos días. Los viernes y sábados la actividad en la sala es frenética. A primera hora de la tarde, decenas de padres con sus hijos invaden la sala. A posteriori está la programación de teatro para adultos y a partir de las diez de la sombra es el momento de los conciertos.

En la sala, como en casi todas de estas características, asimismo funcionan escuelas de teatro y de danza inclusiva. Ya en este año 2020, para el mes de marzo, tienen programado el V Festival Visibles de arte inclusivo.

Donde, en los abriles cincuenta, hubo una concentración de talleres textiles ahora se desarrolla la vida cotidiana de miles de madrileños para los que la Sala Tarambana es un centro de discusión y ocio.





fuente: madridiario

Loading...